Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

sábado, enero 07, 2017

Historia de ARCIS. La épica de un sujeto


Añadir leyenda
(RIL Editores, 241 pág.). Luis Torres Acuña, periodista y rector fundador de Universidad Arcis, nos informa de la historia de esta casa de estudios que hoy se encuentra a punto de ser cerrada debido a la crisis financiera que se desató tras ser dejada a la deriva por el Partido Comunista de Chile, su último dueño. En su relato, Torres da detalles de sus inicios como instituto, en 1982, y de cómo se desarrolló el proceso para convertirse en universidad. Arcis fue un proyecto nacido en dictadura como alternativa educativa y social que logró alcanzar un alto nivel de calidad académica, pero que en el transcurso del tiempo fue afectado por malas decisiones, de diversa índole, que fueron perjudicando a la entidad en lo administrativo, académico y económico. Perdiéndose la identidad que le dieron sus fundadores, los creadores del proyecto institucional. A lo largo de su historia la universidad tuvo varios socios. El tema de Arcis es complejo en cuando a que la opinión pública no posee toda la información pertinente, respecto al proyecto original y su posterior debacle, para formarse un juicio ajustado a los hechos reales. En ese sentido resultan aclaratorias algunas frases de Luis Torres. Por una parte, cuestiona la manera en que la prensa entrega la información: “El sustrato ético de esta obra, está forjado por contenidos que han sido distorsionados ante el interés público. Forzando la ‘simplificación demagógica’, que refiere Bourdieu, respecto al sofisma de la prensa. Se trata de la crisis que sobrelleva la Universidad Arcis y el con-texto en que esta se interpreta. Y manipula, desde fuera de ella. Los alegatos no explican la crisis. Solo son demostrativos de ella. Y la inquisición periodística se queda atrapada en su  anchura escandalosa para abordar este drama”. Luego, se refiere a un punto clave: “Hoy los fundadores no son tales, los edificios fueron enajenados por empresas propietarias que se repartieron los bienes originales en acciones. Primó el formato de una institución confesional, con todo un penoso aquelarre en el cual el proyecto original aparece envilecido”. Agregando más adelante que: “De Arcis, lo que quedó hoy fue el mando –insostenible denominar autoridad- de un grupo patético, tipo antro religioso-ateo, autosaturado de un propio y añejo ‘opio del pueblo’. Una forma ‘de poder del escílabo’”.

No hay comentarios.: