Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

sábado, abril 02, 2016

Ladridos


(Emergencia Narrativa, 80 págs.). Poemario de Jordi Lloret, donde cada poema es la voz de un perro: Rómulo, La Fuji, Alí, Jonás, etc. Se trata de canes que deambulan por las calles del balneario de Con-Con y lugares aledaños. Habitan en casas con todo tipo de amos y sus vivencias van a la par con ellos. Jordi Lloret logra “humanizar” a estos animales creando ambientes y desenlaces que transitan emociones profundas. Dice uno de los poemas (o el perro): “Es la casa de la anciana Antonia/ a la que acompaño a caminar/ por el borde costero,/ a comprar pescado en la caleta/ y en invierno me deja entrar/ a su casa, al lado de la chimenea/ mientras ella ve teleseries brasileñas”.

No hay comentarios.: