Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

jueves, abril 09, 2015

El PC, Arcis, Mosciatti, Nueva Mayoría y otros…



Las declaraciones del diputado comunista-menchevique, Daniel Nuñez, manifestando que las declaraciones del contralor Ramiro Mendoza sobre la corrupción estaban “digitadas por los poderes fácticos” que pretenden derrocar a la presidenta Michelle Bachelet, además de ser idiotas, demuestran el servilismo por el que ha optado la dirección del Partido Comunista a cambio de ser parte de la repartija del botín llamado Estado. Ser miembro de la Nueva Mayoría es asumir las políticas neoliberales del gobierno y las componendas entre la Concertación y la Derecha, es cosa de leer, por ejemplo, la carta tramposa firmada por todos los presidentes de partido en relación a la corrupción. Parece guión de teleserie.  (Ver El Mostrador/ 9 de abril 2015). 

Cuando uno relee los documentos oficiales del PC de los años 90 y las declaraciones de Daniel Nuñez como miembro de las JJCC y después como miembro del comité central, lo mismo que las de Guillermo Teillier, la vuelta de carnero queda más clara que el agua. En ese tiempo sí había corrupción en la Concertación, pero hoy que son aliados de ellos, y a pesar de todas las pruebas, no hay corrupción ni nepotismo, ni enriquecimiento, ni nada de eso. Son inventos de periodistas como los hermanos Mosciatti de radio Bío-Bío. De hecho el PC, a través de sus militantes más devotos, tiene una campaña contra Tomás Mosciatti en las redes sociales. Además, es cosa de leer los papelógrafos que la Brigada Chacón instala en Santiago. Por otro lado, atacan a Gabriel Salazar y a intelectuales como Tomás Moulian, que han dicho verdades sobre la Universidad Arcis. Y cuando Gabriel Boric habla con firmeza sobre el retiro de dineros desde Arcis, por parte del PC, la diputada Karol Cariola reacciona histéricamente y lo acusa de decir infamias contra el PC. A esta campaña de encubrimiento de la vuelta de carnero del PC, y para tratar de justificar las arriadas de bandera de la actual dirección, se suman articulistas de El Siglo y medios como Diario Red Digital. Respecto a Arcis sólo diré una cosa: Cualquier comunista chileno, milite o no, y que esté bien informado, sabe perfectamente qué pasó con los dineros de Arcis. Acerca de los comunistas en Chile, aseguro esto: los comunistas chilenos que no claudicamos somos miles más que los que militan hoy en el PC.              

Sobre Guillermo Teillier y la dirección del partido, está claro que no son los mismos de los años 80 ni 90. Se menchevicaron. Es triste decirlo, pero es cierto. Aprovecho de recordar dos hechos que mancillaron a los comunistas chilenos. El año 2005, y estando dirigida SECh (Sociedad de Escritores de Chile) –como hasta hoy- por el partido, se trianguló dinero para una campaña política, a través de esta institución, desde la secretaría general de gobierno. Ante lo cual G. Teillier, cuyo frente de masas es SECh, guardó silencio cómplice. Cuando reclamé por tal corrupción, fui expulsado de la célula de escritores Luis Enrique Délano por la dirección del Comunal Providencia. Posteriormente, la directiva comunista de SECh, el año 2009, le ofreció un ágape (muy regado) en la Casa del Escritor, al entonces alcalde Cristián Labbé, el mismísimo golpista y torturador, que además obtuvo en la ocasión una medalla por su “aporte cultural”. Querían pedirle plata a la municipalidad de Providencia. Nuevamente G. Teillier guardó silencio y el presidente de SECh (comunista), en las páginas de El Siglo, defendió el festejo al militar. Todo lo que afirmo está documentado. Todo. Entonces, ni a mí ni a los miles de comunistas, decentes y consecuentes, nos vienen con cuentos chinos G. Teillier ni nadie. Los comunistas debemos decir la verdad siempre y no cuando nos conviene.  ¿No es acaso ser también corrupto callar la corrupción cuando el culpable pertenece al mismo bando? Es inaudito que el PC instale defensas corporativas tal cual lo hace la derecha.

No hay comentarios.: