Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

sábado, diciembre 27, 2014

El asombro



(Simplemente Editores). Novela del escritor Juan Mihovilovich, centrada en una catástrofe nacional, en este caso un terremoto, fenómeno telúrico al que nuestro país es uno de los más vulnerables del mundo. La novela da cuenta de un extraño asombro y la reflexión –real e imaginaria- sobre la vida, la sobrevivencia y la trascendencia. Mihovilovich traza bien la historia, sin aspavientos narrativos ni digresiones innecesarias.
          Los personajes son sólo dos, un hombre “sin identidad” y su perro labrador. Los demás seres “vivos”, los que pueden apenas vislumbrarse o presentirse, son sólo sombras o espejismos. Los seres reales yacen muertos a lo largo del camino que recorren el hombre y su perro hacia el mar, sean éstos seres humanos, animales o peces, que se encuentran siempre rodeados de la descomposición de sus cuerpos y el entorno, situación que bien puede ser interpretada como la descomposición del mundo que habitamos. El desenlace es incierto dentro de su propia certeza, demostrando quizás que la existencia del ser humano es simplemente un azar en un mundo que siempre se le escapa de las manos. En esta historia el fin del camino es el mar ¿Por qué el mar? ¿Será el asombro final, el destino del ser humano, el regreso al principio?

No hay comentarios.: