Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

jueves, junio 12, 2014

La Izquierda sin el PC



Hasta el día en que se concretó la alianza entre el Partido Comunista y la Concertación, para dar forma a la llamada Nueva Mayoría el año 2013, nadie pensaba que el PC abandonaría el camino de reconstrucción de una Izquierda capaz de ser alternativa real al neoliberalismo. Desde el mismo día del golpe militar en contra de Salvador Allende, el PC fue fundamental en la rearticulación de la Izquierda. Lo fue en los ochenta, durante  la resistencia contra la dictadura, a través de la Política de Rebelión Popular de Masas, y luego durante los noventa encabezando instancias que dieron la lucha política participando en elecciones municipales, parlamentarias y presidenciales. Aportaba infraestructura, contactos dentro y fuera del país, y una militancia disciplinada, a pesar de las discrepancias internas que se comenzaron a manifestar públicamente a fines de los años ochenta.   

Hoy la situación ha cambiado, el PC se pasó a la vereda del frente. Sus principales dirigentes han sido seducidos por el oportunismo político y la infraestructura partidaria fue puesta al servicio de una especie de “neoliberalismo corregido” que impulsa la Nueva Mayoría. Un botón de muestra son las entrevistas que ha dado el secretario general del PC, Juan Andrés Lagos. Da la impresión de que creyera que todos somos tontos y fáciles de engatusar con pamplinas bobaliconas. Por su parte, la Izquierda anti neoliberal se encuentra dispersa y falta de una orgánica unificada que dé garantías de unidad. Separados no llegaremos a ninguna parte. Es necesario que quienes rechazamos la componenda PC-Concertación y estamos por cambios reales, comenzando por una nueva Constitución nacida de una asamblea constituyente, forjemos un camino de conjunto con las organizaciones sociales y estudiantiles, confluyendo en un gran frente de Izquierda. Una Izquierda totalmente anti neoliberal. Hay que olvidarse del PC como aliado revolucionario, pues ellos han optado por las poltronas que les ofertó la oligarquía política. Y ante las críticas lo único que saben responder, como si les dieran cuerda, es que los que no estamos con ellos somos anticomunistas y favorecemos a la derecha no apoyando a Bachelet y su programa. Eso de “o estás conmigo o estás con la derecha” es la argucia con que la Concertación mantiene su electorado. En tanto, la dirigencia PC utiliza el volador de luces que reza: “estamos con un pie en el gobierno y otro en la calle”. Juzguen ustedes.

No hay comentarios.: