Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

jueves, marzo 20, 2014

Poesía continua & Deber de urbanidad


(LOM Ediciones). Antología 1965-2001 del poeta, ensayista y profesor universitario Waldo Rojas, perteneciente a la llamada generación de los sesenta, integrada, entre otros, por Manuel Silva Acevedo, Óscar Hahn, Floridor Pérez, Gonzalo Millán. La selección incluye poemas de todos sus libros, desde Príncipe de naipes (1966) a Deber de urbanidad (2001). La poesía de Waldo Rojas ha sido estudiada y comentada por numerosos especialistas en Chile y en el extranjero, entre ellos Enrique Lihn, Alfonso Calderón, Walter Hoefler, Adriana Valdés, Soledad Bianchi. Su trabajo también es estudiado en escuelas de literatura de distintas universidades. Evelyne Minard ha dicho que “a la primera  lectura la poesía de Waldo Rojas causa una extraña impresión, como si nos invitara sin cesar a un juego de enigmas. No porque se proponga como lenguaje hermético, clausurado sobre sí mismo y susceptible de una ardua y hasta fastidiosa decodificación, sino porque se ofrece, por el contrario, como discurso de lo dejà vu, es decir, como una suerte de recorrido a través de los paisajes de la memoria referencial, algo que pusiera muy nítidamente en evidencia Enrique Lihn en su prólogo a El puente oculto”. La publicación de esta antología de Waldo Rojas ha sido todo un acierto.

No hay comentarios.: