Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

jueves, marzo 20, 2014

Música prohibida


(I.M. El Tabo). Novela de Patricio Manns que fue escrita gracias a una residencia literaria en el balneario de El Tabo, en la quinta región, y publicada por la Ilustre Municipalidad del lugar. Se trata de una historia que se manifiesta entre el thriller y la narración fantástica. Los protagonistas, el profesor Seamus Chuchulain y Topi Nambour, portadores de un arma sónica ambicionada por las potencias mundiales, llamada “música prohibida”, deambulan por diversos lugares del mundo para escapar de los agentes que los acechan. Partiendo desde Sudáfrica y luego Marsella logran llegar a Chile, al balneario de El Tabo, lugar de nacimiento de Cornelio Varela uno de los compinches de la pareja inventora de la nueva arma. Ya instalados en el lugar los protagonistas hacen amistad con los habitantes del lugar y se compenetran de las leyendas de El Tabo y el Litoral de los Poetas, cohabitando con personajes de la vida real -como el sociólogo Rodrigo Palma o el poeta Nicanor Parra- y con fantasmas que vienen y van, entre ellos el poeta Vicente García, Marién Baad y Teresa Wilms Montt. La novela resulta entretenido y ciertos pasajes curiosos –entendiendo esto dentro de la ficción de la historia-; también hay bastante humor, situaciones vinosas y pecaminosas, defensas ecológicas y un final que desaparece. Emilio Jorquera Romero, alcalde de El Tabo e impulsor de la iniciativa de editar este libro explica que “La pluma de Manns en un giro interesante construye una realidad que se encuentra al borde de lo mágico, lo fantástico e incluso lo profano” (…) “se instala y visibiliza uno de los patrimonios inmateriales de la ciudad, que deriva de su propio nombre El Tabo que en mapudungun significa morada de espíritus y hechiceros” (…) “Esta novela constituye una provocación y llamado para seguir desarrollando nuestro patrimonio cultural y artístico. Se trata de una ficción preñada de una realidad que cada lector ha de recrear en un diálogo consigo mismo”.

1 comentario:

De repente los lugares desaparecen dijo...

Escribir una novela por encargo es una odisea. Manns lo asumió y estamos muy contentos con el resultado-