Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

jueves, marzo 20, 2014

Enemiga de mí


(Editorial Cuarto Propio). Séptimo poemario de Isabel Gómez (Curicó, 1959), reconocida poeta nacional. Antes había publicado Un crudo paseo por la sonrisa (1986); Pubisterio (1990); Versos de escalera (1994); Perfil de muros (1998); Boca Pálida (2003) y Dasein (Editorial Cuarto Propio, 2006). Enemiga de mí, está dividido, en la práctica, en tres partes cuyo único indicio de tal división son los epígrafes que preceden cada una de ellas. En el libro se percibe cierta continuidad con respecto a Dasein, el poemario anterior de la autora, en cuanto al tema de la existencia. En la presentación del libro Patricia Espinosa explica que Isabel Gómez “configura una estética del cansancio donde el cuerpo se ha disociado de la letra, donde ambos a su vez, habitan en el límite de la sobrevivencia”. En ese sentido me parece que el verso “pedazos de existencia sin resolver” es clave en el ambiente general del libro. Sombras y soledades, certezas inciertas y desalientos dialogan con las palabras y con arcanos momentos de la conciencia, que entrelíneas pareciera que buscaran cabida y esperanza, liberando una intimidad que tal vez pudiera asumirse como sobrevida o como un estallido de sentimientos no expresados. Muchos signos acumulados develan los intersticios íntimos de esta “novela”, como la llama la propia autora, incluidas palabras que no necesariamente significan lo que ellas definen sino que su significado es otro dentro del texto. Desdoblamientos, diálogos con otras mujeres artistas, el factor político y “Peces de la noche” –como un llamado de sombra de un siglo inédito- también son parte de este nuevo libro de Isabel Gómez, que viene a confirmar, una vez más, el buen manejo que posee del lenguaje.

No hay comentarios.: