Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

jueves, diciembre 05, 2013

El bombardeo del paraíso



(RIL Editores). David J. Woods, periodista e investigador histórico inglés, edita en Chile la primera edición en español de su libro. La traducción fue realizada por Daniela Martínez. El bombardeo a Valparaíso ocurrió el 31 de marzo de 1866, y fue llevado a cabo por una flota española al mando del comodoro Casto Méndez Núñez. El hecho ocurrió dentro del contexto de la Guerra con España (1865-1866), que además incluyó el combate de Papudo (26 de noviembre de 1865) –donde se capturó a la Covadonga-, el de Abtao (7 de febrero de 1866) y la acción naval de Huito (2 de marzo de 1866). El episodio no es algo demasiado difundido y profundizado en los libros de historia, por lo que este trabajo de J. Woods, que entrega detalles e información detallada de los sucesos y sus protagonistas, es un aporte importante para su conocimiento.

La guerra con España se debió a la insistencia de esta nación para que el gobierno chileno –encabezado por el presidente don José Joaquín Pérez Mascayano, se disculpara de las “afrentas” de nuestro país con la madre patria. Esto porque los españoles consideraron una ofensa gravísima la defensa y apoyo que Chile dio a Perú cuando los españoles, aduciendo deudas de los peruanos con ellos, invadieron las islas Chincha. Por otro lado, algo que llamó mucho la atención fue que las escuadras de Inglaterra y Estados Unidos, que también estaban en la bahía en el momento del bombardeo, se comportaron como simples espectadores, lo que resultó extraño considerando los intereses comerciales de ambas naciones en Chile y de que en el puerto habitaban compatriotas suyos. Se calcula que los daños materiales y en mercaderías, producto del bombardeo, alcanzaron el equivalente a unos 220 millones de dólares actuales. Y de hecho la mayoría de las mercancías que se perdieron con la destrucción de las bodegas, almacenes fiscales y depósitos aduaneros del puerto pertenecían a Inglaterra, Estados Unidos, Francia y Alemania. El hecho tuvo repercusiones mundiales, lo que David J. Woods se encarga de mostrar con agudo ojo investigador. En ese sentido desmenuza el comportamiento diplomático de las diferentes naciones en torno al conflicto y detalla las andanzas de Benjamín Vicuña Mackenna como enviado especial a Estados Unidos y las polémicas que provocaron sus escritos, lo que incomodó al Departamento de Estado de USA, siendo arrestado en Nueva York. También indaga en el fin del conflicto y la reacción del gobierno chileno.

No hay comentarios.: