Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

domingo, marzo 10, 2013

Testimonio de Manuel Rodríguez en 1816

Manuel Rodríguez tenía una idea muy clara de la mentalidad y actitud de la sociedad de su época. En una de las cartas dirigidas al general San Martín, mientras organizaba la resistencia al interior del país, expresa abierta y críticamente los rasgos principales que él ve en las diferentes clases sociales de esos años, algunos de los cuales han perdurado hasta nuestros días.

Expresa en una carta escrita a San Martín en 1816: “Los chilenos no tienen amor propio ni la delicada decencia de los libres. La envidia, la emulación baja y una soberbia absolutamente vana y vaga son sus únicos valores y virtudes nacionales... La nobleza se llena sin protestar su preferencia a los moros, que a vivir con los españoles y se entiesan... El pueblo medio es infidente y codicioso -y agrega- Los artesanos son la gente de mayor razón y de más esperanza... La última plebe tiene cualidades muy convenientes. Pero anonadada por constitución de su rebajadísima educación y degradada por el sistema general que los agobia con una dependencia feudataria demasiado oprimente, se hace incapaz de todo, si no es mandada por el brillo despótico de una autoridad reconocida...”.

Esta visión del entorno social en que se desenvuelve el guerrillero, resulta bastante aclaratoria para entender muchos de los sucesos en la historia del país y ciertas actitudes de los que en ellos participaron.

No hay comentarios.: