Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

sábado, marzo 23, 2013

Bolivia y el mar



La llamada, ampulosamente, por los historiadores afines a la oligarquía chilena, Guerra del Pacífico, no fue otra cosa que la Guerra del Salitre, impulsada por el imperialismo inglés para aumentar sus ganancias – y las de los mercaderes chilenos- a costa de la extrema explotación de los mineros, fuesen éstos de la nacionalidad que fuesen. En esa guerra Bolivia perdió el mar por la fuerza de las armas; es decir, le fue arrebatado parte de su territorio ilegítimamente. Tan sencillo como eso.

En aquella ocasión el pueblo chileno fue obligado a empuñar las armas contra un pueblo hermano, la mayoría no quería ser partícipe de guerra alguna; salvo, claro está, aquellos compatriotas chovinistas, esnobistas, racistas, siúticos y pechoños, que deben haber sido los antepasados de quienes casi un siglo más tarde apoyaron el golpe militar de 1973 y votaron por el Sí en el plebiscito de 1989. No me cabe duda. Yo creo que Bolivia debe tener una salida soberana al mar. Estoy convencido de ello. Sólo creo en la soberanía de la integración de los pueblos latinoamericanos, en la soberanía de ejercer el derecho a liberarnos del yugo de las castas políticas que detentan el poder en nombre de ellos mismo.

No hay comentarios.: