Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

jueves, noviembre 08, 2012

Una nueva antipsiquiatría


(LOM Ediciones). Carlos Pérez Soto, autor de libros de variada temática, nos entrega en esta ocasión un texto referido a la “crítica y conocimiento de las técnicas de control psiquiátrico”. El libro en cuestión apunta, esencialmente a “criticar la aplicación del modelo médico a las alteraciones del comportamiento”, entendiéndose esto como un cuestionamiento a la psiquiatría farmacológica y de schok, utilizada dentro del modelo político y económico imperante, que además mantiene una estrecha relación con el negocio farmacéutico. La antipsiquiatría se opone fundamentalmente al abuso de la “medicalización de la psiquiatría”.

Carlos Pérez explica que: “Como se verá, este libro procura ser, por un lado, un recuento, y por otro, un aporte a esta amplia lucha y sus posibilidades. Su función es más bien abrir discusiones y generar polémicas, sobre todo en este país, tan tristemente ‘modernizado’ y deshumanizado por el neoliberalismo del arco iris y que tolera apenas su pobre orgullo de ser vanguardia de la mercantilización de la vida a costa de alergias, insomnio, depresión y colon irritable, y las infaltables pastillas, que han llegado a ser consideradas como un componente normal de la vida cotidiana” (…) “La medicalización del sufrimiento, incluso del malestar cotidiano, ha llegado a ser una realidad políticamente significativa en nuestro país” (…) “Entre estos dispositivos naturalizadores de la opresión subjetiva, el más poderoso es el de la somatización y medicalización del malestar y la rebeldía. Una buena parte de su poder proviene del aura de saber científico que lo rodea… La psiquiatría imperante apoya y promueve ampliamente esta naturalización y ha logrado imponerla al sentido común como una tendencia general a medicalizar los malestares que surgen de contradicciones sociales muy visibles… La mercantilización galopante de la medicina no hace más que reforzar esta tendencia y convertirla, de paso, en un excelente negocio”. Sin duda que estamos ante un libro que pone en la palestra pública un tema de real interés ciudadano.

No hay comentarios.: