Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

sábado, marzo 31, 2012

Edipo y la Esfinge

La Esfinge le proponía a cada viajero, que cruzaba el territorio cercano a Tebas, en la antigua Grecia, el siguiente enigma: ¿Cuál es el animal que por la mañana tiene cuatro pies, dos al mediodía y tres en la tarde?, procediendo a devorar a quiénes no respondieran correctamente. Edipo, ante la interrogante, respondió que se trataba del hombre, pues cuando niño gateaba, ya adulto se paraba en dos pies y los dos pies más un bastón lo sostenían en la vejez. Furiosa, la Esfinge se arrojó desde la cima de la colina que habitaba.

No hay comentarios.: