Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

miércoles, diciembre 07, 2011

Encomienda para Iquique

(Ediciones Campvs. Universidad Arturo Prat). Entre Camarones y El Loa, el mar de todos los sueños. Juvenal Ayala, poeta iquiqueño radicado hoy en Santiago, nos entrega su último libro, que incluye poemas y relatos en una combinación de prosa y verso que se complementan sin ambigüedades. Encomienda para Iquique, es justamente eso, una encomienda para sus habitantes, un regalo, un conjunto de historias que se construyen alrededor del mar, de la pesca principalmente –el autor es un pescador de verdad-, de personajes típicos del nortino puerto, de andanías y calles empolvadas por el rocío seco del desierto, pero sobre todo surgen desde el entorno familiar de Juvenal Ayala, desde la identidad propia que se socializa en cada texto, pues de muchas maneras reflejan el ser colectivo de los habitantes de la ciudad: “Me subo al muelle, los tendales/ Cruzan parte de la playa y las redes/ Cuelgan del maderío y se estrellan/ En los pilotes cubiertos de algas./ Llego al extremo del muelle/ Abajo, el bote del abuelo aparece,/ Pleno de peces y sonrisas de ayer”. Los personajes populares son protagonistas en estas páginas, sus anécdotas, sus penas y dichas, sus frustraciones y logros, el océano, los faluchos, las caletas, el asombro por la vida de los hombres de mar. Juan Polilla, el tío Patebolo, El Viejo Agua de Apio, son algunos de ellos. También la historia trágica de la pampa está presente a través del recuerdo de la matanza de la Escuela Santa María de Iquique, el golpe de Estado de 1973 y Pisagua. Por otro lado, se recuerdan personajes que dieron fama al puerto y la religiosidad propia del la región con sus mitos y leyendas. Encomienda para Iquique es un libro escrito con cariño, con transparencia, con amor por el terruño, la familia, los amigos y la vida.

No hay comentarios.: