Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

viernes, septiembre 02, 2011

Hospicio

(Ediciones Inubicalistas). Tercer libro de poemas de Gladys González tras publicar Gran Avenida (2004) y Aire quemado (2009), ambos bajo el sello La Calabaza del Diablo y con bastante acogida de parte de la crítica especializada y el público en general. En Hospicio, como ya es su característica, la autora nos entrega un libro breve pero intenso, con un lenguaje elaborado desde las reflexiones de su mundo interior –configurado en una intimidad convulsionada- y los conflictos que este mundo sufre al tomar contacto con una cotidianidad caótica, desesperanzada y lúgubre en muchas de sus aristas. Me parece que un ejemplo son estos versos: “estos caminos/ no han sido fáciles/ ni acertados/ sentada en una esquina/ observo sus sonrisas/ sus rostros brillando/ en las luces/ una vereda limpia y tibia/ por delante/ manos entrelazadas sobre las mesas/ anillos relucientes en sus dedos/ una tranquilidad/ que solo da eso/ que llaman/ calma”. Gladys González tiene la virtud de no ser fingida en sus versos, por el contrario, en cada uno de ellos brota una sinceridad real, que se une a hechos concretos que desnudan su personalidad. Tampoco se deja tentar por los experimentos lingüísticos ni por modas que suelen ser -poéticamente hablando- pasajeras; y menos antepone el “ser poeta” a la escritura propiamente tal. Hospicio es un libro, en ese sentido, que refleja y prohija, con franqueza, las sensibilidades más extremas, expuestas y vulnerables del ser humano y su relación con la sociedad.

No hay comentarios.: