Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

sábado, agosto 06, 2011

Estudiantes y Consejo de la Cultura

Tatiana Acuña, secretaria ejecutiva del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, dependiente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, encabezado por el ministro Luciano Cruz-Coke, ha dicho, para referirse al movimiento estudiantil, y específicamente a Camila Vallejo, que “se mata la perra y se acaba la leva”; es decir, la misma frase que ocupó Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973 cuando pretendía ofrecer un avión al presidente Allende para viajar a México y que luego sería derribado, “cuando vaya volando se cae…”, agregó el golpista en aquella ocasión. Pues bien, los dichos de la señora Acuña reflejan sencillamente el pensamiento de la derecha, sólo que ésta, en su conjunto, se guarda de decirlo públicamente. Esto, sumado a la violenta represión de carabineros, y las descalificaciones del movimiento estudiantil por parte de defensores del régimen pinochetista-portaliano, como lo son Sergio Melnick, Jorge Edwards, Alberto Cardemil, etcétera, dan cuenta del escenario futuro: Represión en todas sus formas, incluida la farándula (represión subrepticia), que es una manera de desmovilizar y censurar, anteponiendo la paja al trigo. El ministro Luciano Cruz-Coke ha rechazado los dichos de la señora Acuña. Pero seré sincero, no le creo al ministro, pienso que sólo lo hizo porque no le quedaba otra salida ante el rechazo mayoritario de la opinión pública. Y además no le creo por las irregularidades, dentro de su ministerio, que ha dejado sin sancionar. No le creo nada a la derecha pinochetista, no olvidemos que ellos fueron cómplices de las violaciones a los derechos humanos.

Es hora de que en Chile las cosas retomen el rumbo que nunca debieron perder el 11 de septiembre de 1973. Basta de eufemismos y temores de luchar por la libertad, hay que decir y hacer las cosas por su nombre. El escritor Jorge Edwards, en su columna del vespertino La Segunda, del viernes 5 de agosto, ha dicho que los estudiantes están politizados, que son manipulados, ignorantes y flojos. Edwards es un regalón del ministro de cultura. Lo que aquí se vislumbra es que, junto a la represión física, comienza con fuerza la represión intelectual en “democracia”. Yo me pregunto qué dirán los consejeros del libro que trabajan con la señora Acuña y forman el consejo, me refiero, por ejemplo, a los dos representantes de la Sociedad de Escritores de Chile, el de los Editores de Chile, los representantes de los rectores, del Colegio de Profesores o de la Cámara Chilena del Libro. Sería interesante saber sus opiniones, sobre todo la de los escritores. La derecha pretende denostar culturalmente al movimiento social y a los sectores de izquierda, de manera tendenciosa, acusándolos de lo que ellos mismos son los únicos culpables. Lo lamentable es que han logrado que algunos se avergüencen de ser de Izquierda o luchadores sociales, pero eso debe acabar, no hay nada que temer cuando se lucha con la verdad en las manos. En Chile la derecha ha saqueado a su antojo, y más encima se sienten perjudicados; o sea, corten ustedes el hueveo y devuelvan lo que le pertenece a todos los chilenos, empezando por la educación pública gratuita.

No hay comentarios.: