Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

jueves, julio 21, 2011

Revolución constituyente

(Fondo Regional de Cultura, región de Coquimbo). Subtitulado Tributo a Pedro Pablo Muñoz Godoy, comandante de los Igualitarios. La presente obra, cuya edición y notas estuvo a cargo del poeta Arturo Volantines, nos recuerda un episodio de nuestra historia, la llamada guerra civil de 1859, que según algunos estudiosos del tema cambió –de cierta manera y a pesar de la derrota de los revolucionarios- la forma de hacer política que se venía aplicando desde 1830 (y en especial a contar de la entrada en vigencia de la Constitución de 1833), aunque esto no transformó lo fundamental, que era poder realizar un cambio administrativo profundo que le entregara una autonomía real a las provincias. La guerra civil de 1859, o Revolución Constituyente, se inicia el 5 de enero de 1859 cuando Pedro Pablo Zapata se toma el cuartel de policía de Copiapó. Al levantamiento revolucionario debían también sumarse las ciudades de Valparaíso, San Felipe y Concepción, además de Chillán y Talca. La revolución de los constituyentes buscaba la descentralización del territorio y terminar con las prácticas políticas abusivas, en especial en lo económico, del sector conservador que gobernaba el país.

La mayor resistencia al poder central, representado por el presidente Manuel Montt Torres, se dio en la región de Atacama, donde las fuerzas revolucionarias estuvieron al mando de Pedro León Gallo, que acaudilló a los constituyentes. Gallo, además de organizar un numeroso ejército, ordenó acuñar monedas y fabricar armamento. El ejército constituyente avanzó hacia La Serena y tras las batallas de Los Loros (14 de marzo de 1859) y de Cerro Grande (29 de marzo de 1859), las tropas de Pedro León Gallo fueron derrotadas después de sangrientos enfrentamientos. Entre los comandantes del ejército revolucionario se encontraba Pedro Pablo Muñoz Godoy, que luego de la victoria de las fuerzas gubernamentales debió salir al exilio hasta 1862. Posteriormente, en 1879, sería elegido diputado, siendo considerado un gran benefactor de La Serena.

El libro contiene artículos de diferentes autores, entre ellos Guillermo Cortés Lutz, que nos explica que “la revolución tenía como fin cambiar al gobierno y al marco constitucional y jurídico que lo sustentaba, avanzando a un regionalismo, que lindaba con un sistema federal”, y además da a conocer que “la revolución de 1859 contó con la participación de mineros, artesanos y en general, de pueblo minero y popular” y que “la lucha de los constituyentes atacameños logra terminar con el delfinismo político. Producto de la revolución llega al fin la potestad de gran elector que poseía el presidente gracias a la Constitución de 1833”. El volumen también contiene iconografía y está dividido en tres secciones: Revolución constituyente, contexto; Héroes y tumbas y Pedro Pablo Muñoz Godoy, comandante de los Igualitarios.

No hay comentarios.: