Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

domingo, mayo 01, 2011

Naturaleza muerta

(Ediciones del Temple). Guido Arroyo, poeta valdiviano, enfrenta (y desnuda), a través de estos poemas, las vicisitudes de la vida contemporánea, tanto del mundo global como local, cercado por un sistema político-social “moderno” que oprime a los seres humanos, pues a pesar de las apariencias de prosperidad, todo es irreal, tal vez un engaño permanente: “El hombre ha muerto, pero la sombra sigue intacta/ nada resuelve nada, ni el río ni el trazo ni la estupidez de exhibir/ mi cabeza en la plaza pública para cambiar el agua/ El reflejo del hombre, en cambio, ya no cree en las sombras/ prefiere agregar otra desaparición al alfabeto/ : la palabra amor y la palabra patria nacen muertas/ (de mis sentidos sólo quedan cenizas)/ no se puede reinventar un paisaje con el brillo de los ocres”. Nos parece que este libro rompe el esquema monótono –en cuanto a lenguaje y estilo- de lo que han venido publicando la mayoría de los poetas, de la misma generación de Arroyo, en los últimos años.

No hay comentarios.: