Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

viernes, enero 07, 2011

Inquilinos en la hacienda de Su Excelencia

Inquilinos en la hacienda de Su Excelencia (LOM Ediciones). Tancredo Pinochet Le-Brun, además de profesor de Estado de inglés, fue un destacado crítico social y periodista. Simpatizante del socialismo, siempre estuvo interesado en la educación y bienestar de los trabajadores, reclamando por sus derechos a través de sus denuncias en la prensa. El libro que comentamos es una extensa carta que el autor dirige al presidente de la República Juan Luis Sanfuentes, y fue publicada originalmente en 1916. En ella, encara al primer mandatario por la manera en que maltratan a los inquilinos en una hacienda de su propiedad, ubicada en Camarico, cerca de Talca. Tancredo Pinochet llega hasta la hacienda disfrazado de peón, junto a su secretario, para conversar con los trabajadores y ver por sus propios ojos el modo de vida miserable de los campesinos en la hacienda del presidente de la República. Modo de vida que reflejaba la explotación generalizada que sufrían los trabajadores del campo de la época. El libro resulta un testimonio valioso para conocer parte de la historia no contada por los cronistas oficiales. En un fragmento de la carta, expresa: “Excelencia, no sólo hay degeneración económica entre vuestros inquilinos. Hay también degeneración física. Vuestros inquilinos comen peor y menos que los inquilinos de vuestros abuelos. En aquellos tiempos se daba porotos o lentejas dos veces por día; ahora se da en vuestra hacienda sólo una vez al día”.

1 comentario:

gonzalo dijo...

imagino a Tancredo viajando en el tren a vapor, calzando hojotas, mudando los ejes de su hablar.