Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

martes, noviembre 02, 2010

El desafío y la carga del tiempo histórico

El desafío y la carga del tiempo histórico (LOM Ediciones). “El capitalismo sí puede ser derrotado”, es la síntesis del planteamiento de fondo que expone en este volumen István Mészáros, destacado filósofo marxista nacido en Budapest, Hungría. Mészáros fue asistente del Georg Lukács y es un académico reconocido en todas las comunidades intelectuales del mundo. Actualmente, a sus ochenta años, continúa vigente y promoviendo las ideas de la liberación del ser humano.  

En El desafío y la carga del tiempo histórico, libro por el que obtuvo, en el 2009, el Premio Libertador al Pensamiento Crítico 2008 que otorga el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, expone la necesidad imperante de comprender de que a pesar de la “victoria” del capitalismo sobre el socialismo que se construía, en especial en la Unión Soviética, es posible revertir el proceso corrigiendo errores y buscando nuevas alternativas. El libro está dedicado a Antonio Gramsci, Che Guevara y al poeta Attila József, personajes que –según explica Mészáros- sí supieron asumir la carga de su tiempo histórico sin concesiones serviciales ni comportamientos en la medida de los posible (por decirlo de alguna manera), sino que actuaron en consecuencia ante el tiempo histórico que les tocó vivir. Sin temor a la crítica y autocrítica ante las alternativas de las vías hacia la construcción de una sociedad más justa. Dice el autor: “Los apologistas del capital hacían –y continúan haciéndolo- todo cuanto podían a fin de anular la conciencia que tiene el pueblo de su tiempo histórico, con la intención de eternizar su sistema. Sólo aquellos que tienen vital interés en la institución de un orden social positivamente sustentable, y por lo tanto en asegurar la supervivencia de la humanidad, pueden apreciar la importancia del tiempo histórico en esta coyuntura crítica del desarrollo social”. Más adelante, agrega sobre la caída del socialismo en la URSS: “El derrumbe del sistema de tipo soviético no ha resulto nada de manera perdurable, ni ciertamente tampoco lo ha hecho el colapso de algunos de los más grandes partidos comunistas del pasado a todo lo largo del mundo. La tentación para que el trabajo siga el camino de menor resistencia favoreciendo el orden establecido del capital, indudablemente ha jugado, y continúa jugando un importante papel en estos desarrollos. Es así porque el establecimiento del orden reproductivo socialista, como alternativa viable al existente, constituye una empresa histórica colosal”, y explica luego que: “Muchos de los logros definitivamente autodestructivos del imperialismo fueron construidos en el pasado sobre la base del genocidio en Norteamérica y Latinoamérica. Hoy la situación es aún más grave. Porque el imperialismo hegemónico global está conduciendo a la humanidad hacia su exterminación. Tiene que haber otro camino. Los ejemplos de firmeza revolucionaria de Gramsci, Attila József y el Che Guevara nos muestran ese camino”. Un libro para se leído con mucha atención. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)