Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

domingo, abril 19, 2009

"Un ojo llamado cacería" de Marcela Saldaño

Un ojo llamado cacería (Puerta de Sol Ediciones). Sugerente título para el segundo libro de Marcela Saldaño, que antes había publicado Anomalías (2007), además de participar en algunas ediciones colectivas. El libro está escrito en una prosa poética donde el trabajo conceptual del lenguaje es notorio. El ojo, si bien podría tener varias significaciones, deviene en una especie de narrador central, a veces simple observador, otras tantas involucrado directamente en los hechos. Un hablante que se transmuta a lo largo del texto, en una especie de metamorfosis múltiple, especialmente en la imagen de la serpiente. Nada parece escapar del “ojo cazador” de Saldaño, como si quisiera absorber todas las realidades y ensoñaciones que emergen a su paso. Me parece que los siguientes versos, sintetizan de manera adecuada el espíritu de este libro: “Resulta irrecuperable ahora Todo lo que vi Lo que de pronto en la noche Seduce al deseo/ Irrecuperable el ojo Instantes diluidos en la cama repleta de manchas” (…) “He necesitado el crimen La carnicería es un modo de vida Pequeñas patrias de sangre Espacios de fuga”.  

No hay comentarios.: