Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

sábado, marzo 21, 2009

Recuerdos literarios

Recuerdos literarios, es un libro que todo escritor chileno, que se inicia, debería leer alguna vez (como también debería leer Recuerdos del pasado de Vicente Pérez Rosales), la obra fue escrita por el influyente intelectual José Victorino Lastarria en la segunda mitad del siglo XIX. Se publicó en 1878 y nos entrega una detallada visión de los acontecimientos literarios de aquella época, siendo de gran valía para conocer parte fundamental del desarrollo de nuestras letras. Con una prosa de gran nivel, Lastarria nos pasea por importantes pasajes de la literatura chilena del siglo XIX, tal es el caso del movimiento literario de 1842, cuya expresión social se manifestó en la formación de la Sociedad Literaria de Santiago. En el discurso inaugural de la entidad, pronunciado el 3 de mayo de ese año, expresaba Lastarria:

“Se dice que la literatura es la expresión de la sociedad, porque en efecto es el resorte que revela de una manera, la más explícita, las necesidades morales e intelectuales de los pueblos, en el cuadro en que están consignadas las ideas y pasiones, los gustos y opiniones, la religión y las preocupaciones de toda una generación”.

Nada más acertado, pues qué otra cosa es la literatura sino el reflejo escrito de la identidad de un pueblo determinado, en una época determinada. Lastarria y sus compañeros de ruta buscaban desarrollar una literatura nacional ajena a las influencias europeas. Desplegar las propias banderas de la escritura, más allá de las influencias inevitables. Algo absolutamente posible, si recordamos que la literatura no llega a nuestro continente producto de la invasión europea. Los pueblos precolombinos, mucho antes que Colón se tropezará con la isla Guanahani en el mar Caribe, ya habían escrito magníficos poemas.

 

Recuerdos Literarios es un documento que, además de mostrarnos una parte de nuestra historia literaria, nos enseña el comportamiento de una época marcada en lo político y social por la búsqueda de un camino propio. Personajes como Vicuña Mackenna, Mariano Egaña, Andrés Bello –con el cual el autor mantenía serias diferencias-, José Joaquín Vallejo y Francisco Bilbao son retratados desde su particular punto de vista. Sobre Bilbao, nos entera, de primera mano, de los acontecimientos que se sucedieron tras la publicación de Sociabilidad chilena. Los entretelones y acciones de los protagonistas de estos recuerdos nos van dando una panorámica bastante completa de los sucesos de aquel entonces, lo mismo que de la fundación de agrupaciones literarias y culturales, así como de revistas y diarios que generaron gran polémica e influencia, entre ellos El Crepúsculo y La Semana. Lastarria también participó en el Círculo de Amigos de las Letras, creado en 1859 y fundó en 1873 la Academia de Bellas Artes, que acogió, entre otros, al poeta Rubén Darío.

 

Si al comienzo de estas líneas, decíamos que Recuerdos literarios, es un libro que todo escritor chileno, que se inicia, debería leer, debemos agregar que también deberían hacerlo los ya iniciados que aún no lo han hecho. La literatura actual, en busca de nuevos horizontes, sin conocimiento de su pasado, corre el riesgo de desarrollarse trunca. La literatura es creación, reflexión. Pero fundamentalmente, memoria. 

No hay comentarios.: