Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

lunes, noviembre 10, 2008

Diario de una cesante

Diario de una cesante (Ediciones LAR). Desde Talca, Silvia Rodríguez describe a través de sus poemas, lo que podría ser el periplo de cualquier persona a lo largo de Chile que sufre el flagelo de la cesantía: “Después de la entrevista/ dialogo con el invierno/ miro el vuelo de una golondrina/ buscando primavera/ en días de lluvia./ Su vuelo es más desorientado/ que el paso de mis piernas/ buscando trabajo”. En este caso particular, Rodríguez enfoca la cesantía desde lo femenino, lo que resulta más traumático, considerando la discriminación contra la mujer que existe en nuestro país, aunque los empleadores lo nieguen. Diario de una cesante, es prácticamente un solo poema que hurga en la intimidad de la desesperanza que provoca estar sin trabajo, en las condiciones sicológicas que van menoscabando la autoestima de quienes se ven impotentes ante la imposibilidad de sustentar su vida por medio del trabajo. Algo que debería existir para todos. Expresa la poeta: “Una copa a medio beber/ junto al cigarrillo recién encendido/ nada que temer aún/ el ocio también alimenta/ rejuvenece cuando los horarios/ desaparecen” (…) “Definitivamente/ soy un sobre cerrado/ con sello postal/ fotografía/ con la vida resumida/ en dos páginas/ que van a dar al basurero/ o a un archivo/ que no abre nadie”.

No hay comentarios.: