Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

domingo, octubre 12, 2008

Pena de vida de Óscar Hahn

Pena de vida (LOM Ediciones), es el nuevo conjunto de poemas de Óscar Hahn. Un libro donde en treintiocho textos demuestra su oficio y porqué es considerado uno de los poetas sobresalientes de nuestro medio. Hahn, reflexiona sobre el mundo contemporáneo y realiza a la vez un recorrido por su ser interior: “No me quedo allá atrás/ no me alejo de mí:/ me traigo a cuestas/ Otra casa otro cielo otro tiempo/ darán lo mismo: son lo mismo/ la vida no está en otra parte/ la vida está donde uno está”. La marcha del tiempo, el fastidio que a veces provoca la falta de “escape”, todo se va entrelazando en estos textos. El poema “Un vacío difícil de llenar” es un ejemplo. El autor mantiene su estilo y temas recurrentes, tratados de manera que siempre se las ingenia para actualizarlos: el erotismo, la sutil ironía, se despliegan en textos como “Chocolate” y “Niño malo”, respectivamente. Por otro lado, el poeta no olvida el mundo que lo rodea y lo cuestiona: “Padres blancos y rubios/ y de ojos azules/ visitan Disneylandia con sus hijos/ de rasgos árabes o asiáticos/ Bombardean Hanoi/ Bombardean Bagdad/ Bombardean Kabul/ Pero ellos son piadosos/ y adoptan a los huérfanos”.

Óscar Hahn, lo cotidiano del lenguaje, ese hablar sencillo de la gente común y corriente, logra transformarlo en versos creíbles, en metáforas narrativas que se entrelazan con imaginación. Fiel a su propuesta, no tiene necesidad de acudir a las abstracciones o a la arquitectura lingüística sensacionalista, tan de moda hoy. Lo fundamental es la reflexión, lo que queda de esta vida para no dejar pasar otra. Poemas como “Parábola del triángulo” y “Mar y cielo”, de gran factura, son un ejemplo de esta afirmación. Quizá una manera de sobrellevar la muerte. Esa muerte que cierra el libro, con un texto que manifiesta un dolor, y un llamado a la vez, a tomar conciencia del mundo y su devenir: “El padre de turbante/ y denso bigote negro/ con los brazos cruzados/ A la izquierda su esposa/ con abaya bordada/ y velo blanco/ Ahmad y Zainab/ los dos hijos pequeños/ tomados de la mano/ Los abuelos sentados/ en un sillón de mimbre/ Todos ellos sonriendo/ desde una foto a medio chamuscar/ hallada entre los escombros/ de su casa/ después del bombardeo”.

No hay comentarios.: