Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

viernes, marzo 07, 2008

LIBERTAD
para la poeta Melissa Patiño

Se ha hecho común en estos tiempos, acusar de terrorista a quienes no profesan la ideología imperante, impuesta en el mundo por el gobierno estadounidense, y que además participan activamente en la lucha por construir un mundo mejor y distinto del actual. Es el caso de la poeta peruana Melissa Patiño, que tras participar en un encuentro de la Coordinadora Bolivariana de Ecuador, fue apresada por la policía peruana y acusada de estar vinculada al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Melissa tiene veinte años y estudia administración en la Universidad de San Marcos. Pertenece, junto a otros poetas, al grupo Círculo del sur a través del cual realizan gestión cultural y lecturas al sur de Lima. También participa en la producción del programa Todas las voces de radio Stereo.

En el Blog dedicado a solidarizar y exigir la libertad de la poeta, se explican los hechos que llevaron a la situación que se denuncia: "La historia es la siguiente: el director y conductor del programa radial, Luis Enrique Amaya Álvarez, recibió la invitación de la Coordinadora Continental Bolivariana para asistir a este encuentro en su calidad de hombre de radio. El II encuentro de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), congregó a alrededor de 800 delegados de Cuba, Venezuela, Perú, Uruguay, Brasil, Bolivia y se hizo a puertas abiertas en Ecuador, con conocimiento de las autoridades de ese país. Cuando terminó el encuentro, Melissa fue subida a un bus por los organizadores del evento junto a muchas otras personas. En ese bus iban otras seis personas que ahora la policía sindica como ‘mandos del MRTA’".

Es claro que las autoridades peruanas ven a las personas que participan en las coordinadoras bolivarianas como subversivos a los que hay que encarcelar. No es la primera vez que esto sucede ni será la última, dadas las condiciones políticas en países como Colombia y el propio Perú, donde la intromisión de los Estados Unidos es profunda. No es posible que se encarcele a una poeta, tampoco a un zapatero ni labrador ni trabajador alguno, por ejercer su derecho de participar libremente en las instancias políticas, sindicales o sociales que estime conveniente. Melissa Patiño debe ser liberada de inmediato, lo mismo que todas las personas del mundo encarceladas por razones que atentan contra la libertad de expresión y el derecho a manifestarse partidario de una ideología distinta a la de los grupos de poder que hoy controlan los destinos del mundo. Melissa estaba en todo su derecho de asistir al encuentro de la Coordinadora Continental Bolivariana.

No hay comentarios.: