Que otros brinquen por el camino de la gloria y el provecho, de paga me contento con un poco de rocío y de lluvia. Ho Xua Houng, poeta vietnamita

miércoles, enero 03, 2007

Poema


TRANSLITERACIÓN



(Alfa)
Antiguamente solía escuchar
mis propios pasos e imaginaba
que el sol era un diamante entre mis dedos.

(Beta)
Babilonia soltaba una prenda
en cada brinco de su alocado baile.
Cada noche –por los bares de Quintero-
se desprendía un trozo de verano
desde sus mejillas.

(Gamma)
Gimió el alba en septiembre
-bien lo recuerdo-
Ese día, extravié mi niñez
y la oscuridad acuchilló
las banderas.

(Delta)
¿Dónde dormirá la voz
de las cenizas que esperan el infinito?
¿Aquel litoral que se hizo viento
cuando la adolescencia parió
un horrible aullido?

(Épsilon)
Éxito por el éxito y neoliberalismo
forman el emblema
del nuevo siglo.
La amistad es un pretexto
y el lenguaje sin abecedario
una escalera sin fin.

(Dseta)
Zona cero:
despertar y luego el monólogo
diario hasta los extremos,
la inquietante levedad
del sol en la ventana.

(Eta)
Errante las sombras
nos explican la conjugación
del mar y el ocaso.
Un pez naufraga en la cordillera.

(Zeta)
Thanatos quizá.
Zenón de Elea, Aquiles,
la tortuga y la flecha,
un solo torbellino
en la ecuación del tiempo.

(Iota)
Iesus Nazarenus Rex Iudaeórum,
el mito que permanece
y demuele.
La sangre que arrebató a la tierra
su realidad.

(Kappa)
Kilómetros de millones
de millones de espermios
y óvulos naufragan
entre el hambre
y el trigo que brilla
en las terrazas
donde se tranza la libertad.

(Lambda)
Las bombas estallan
cada sol y cada luna,
se revuelcan por las ciudades
con una mueca siniestra entre los ojos.
Washington es la partera,
Oriente Medio la sangre y el aborto.

(My)
Mendigo es la palabra
homónima que silba y arrebata
por las calles y las puertas
como por un estadio
podrido de la historia.

(Ny)
Nosotros, llanto o luz,
una sentencia
estrellándose a lo lejos,
pasión y férrea imagen.
Nosotros, un beso y una espada.

(Xi)
Junto a una estación rural de trenes,
el bosque y los pájaros conservan
el eco de una lágrima
que un beso dejó a la noche.

(Ómicron)
Óxido y lentitud
corroen el fin
de lo que quedó.
Una angustia crece y agoniza
en el vientre de un sepulcro.

(Pi)
Póstumo es todo
lo que quedará
grabado en los recuerdos.
Todo lo que alumbrará
de cuando en vez
el aliento de cada día al anochecer.

(Rho)
Revolución: la más bella
e inconclusa de las mujeres.
La más amada y la más distante,
La más creíble y manoseada.
El fuego y la miel,
la sed y la lujuria.

(Sigma)
Soledad, Sombra, Silencio,
Suicidio, esos sustantivos
que hieren y sonríen
son los que Sangran
cada noche cuando aúllan
los Sonidos.

(Tau)
Transliteramos el gesto
y el olvido cada vez
que un pordiosero
nos enseña sus vísceras
y las llagas que le heredó el camino.

(Ypsilon)
Una explosión tras otra,
avanzan desde Afganistán
hasta el génesis de la civilización.
Hierven de cadáveres
el Tigris y el Éufrates.

(Fi)
Phorminx da acordes y preguntas
en las manos de un pastor:
¿Por qué camino será
la tarde menos gris?
¿Dónde aleteará
el aroma de los cipreses
y el volumen de las aguas?
¿Será el amor sólo una metáfora sofista?

(Ji)
Compromiso social,
siutiquería y arribismo,
no conforman heroísmo alguno,
se repelen como
cielo e infierno.

(Psi)
Podemos, siempre podemos
transcribir el misterio
y el vuelo de las hojas,
la repugnante procesión
de las cruces y una bala
en el paraíso.

(Omega)
Ondula la palabra
en el mástil del estertor
que se duerme hasta el renacer
de los planetas.
Allá lejos, el principio y el fin
fornican dichosos.



1 comentario:

Amaltea dijo...

q buen poema...
Alfabetizada estoy!